miércoles, 10 de octubre de 2012

Hoy comemos en el restaurante de Karlos Arguiñano

Reservamos antes la mesa en el restaurante de Karlos Arguiñano que las habitaciones del Hotel ¿de locos no?
Pero en mi casa somos fans de este cocinero y no podíamos pisar el norte sin pasar por su restaurante :)



 
¡Nos encantó! 
Os lo recomiendo, no es el típico restaurante con platos excéntricos y rarísimos. Es comida casera, con buenas raciones y con productos de primera. Igual que lo vemos en la tele.
La decoración del restaurante es clásica y el servicio súper atento y muy cercano.
Está situado justo delante del mar y las vistas son preciosas.
La carta es bastante extensa y los precios no son para nada desorbitados.

Gazpacho de sandia con crujiente de chistorra

Pasta fresca con setas y gratinada con Idiazábal

Canelones fritos de Viera, gamba y puerro

Langostinos gratinados con mahonesa cítrica
Merluza Zarautz en salsa con almejas
 

Solomillo de vaca con piquillos y reducción de Oporto

Me sorprendió y me gustó porque era realmente tal y como me lo esperaba. Puede sonar contradictorio pero a veces cuando idealizamos algo suele decepcionarnos y en este caso no fue así, de ahí mi "sorpresa" :)
Los postres tienes que pedirlos a la vez que el resto de platos, y os aseguro que por muy llenos que estéis os lo acabaréis comiendo todo ^^

Sorbetes variados de la casa

Coulant de chocolate

Copa de Eva


¿Qué os ha parecido? ¿Habéis reconocido su toque "especial" en los platos no? ;)
Es parada obligatoria para todos los que estéis cerca de Zarautz.