martes, 24 de septiembre de 2013

DIY Mechas californianas en casa

Hola!! 
Hoy os traigo un post explicativo para todas las que queráis haceros las famosas mechas californianas sin dejaros un riñón en el intento. La mejor opción es la peluquería, sin duda, porque nadie como los profesionales sabe cómo hacerlo pero yo os traigo la alternativa para aquellas que no os queráis gastar mucho dinero.

Yo fui a una tienda de estética y peluquería a preguntar primero, había buscado mucha información por internet pero cada uno lo explicaba a su manera y no conocía a nadie que se lo hubiera hecho por su cuenta en casa para que pudiera explicármelo así que he tardado bastante en dar el paso.

Con la explicación que me dio la chica me apañé muy bien y el resultado me ha encantado. Es muy muy fácil de hacer.
Mi idea era comprar uno de estos tintes que vienen ya preparados para hacer las mechas californianas, menos mal que no lo hice porque al final lo que he tenido que hacer ha sido simplemente decolorármelo sin añadir ningún tipo de tinte.

Paso a paso: 

1. Mezclamos un sobre de decolorante con un botecito de oxigenada. En mi caso al ser tan morena y no ir teñida (los baños de color no cuenta como tinte, tenedlo en cuenta si os lo hacéis ;) he tenido que coger una del 40 para conseguir aclarar bien el pelo.  



2. Calculamos cuánto trozo queremos decolorar y aplicamos la mezcla sobre el pelo. Empapamos bien las puntas con el producto sin que quede ningún mecho de pelo suelto.
Si tenemos el pelo escalado tenemos que ir separando por capas. No sirve coger el pelo en una coleta y teñir todas las puntas a la vez porque no todas tienen el mismo largo. 

3. Una vez hechas las puntas, con la ayuda de un peine aplicamos producto también por el resto del pelo hasta la altura que queráis para lograr el efecto degradado.

Es muy importante que apliquéis el producto primero en las puntas. El decolorante actúa con el tiempo. Cuanto más tiempo pase más aclara, por eso tenemos que empezar desde abajo así se verán las puntas más claritas.
Iréis viendo el color que va quedando, se deja actuar unos 15 minutos pero va en función de si lo queréis más claro o más oscuro.

4. Os laváis el pelo con vuestros productos habituales y ¡Voilà! Ya está, no tiene más misterio ¿Fácil verdad?

Os recomiendo que utilicéis algún tipo de mascarilla o producto hidratante para las puntas para que no se vean resecas ni pierdan brillo. Con este tipo de mechas tenéis que cuidar vuestro pelo más que nunca para que no se vea estropajoso ni descuidado.

Un error muy común es coger media melena y aplicar el producto homogéneamente. De esta manera solo conseguiremos tener medio pelo de un color y medio de otro sin lograr el efecto degradado. El secreto de las mechas californianas es conseguir que el pelo se vaya aclarando progresivamente, no que de repente se vea un corte de color.

El resultado final es el que veis en la foto. Está hecha con móvil y no se aprecia muy bien pero os podéis hacer una idea :) Prometo fotos mejores en cuanto saque un ratito para coger la cámara.



Espero que os haya sido útil. Y si lo habéis probado ya me contaréis qué tal vuestra experiencia :)
Bss*